¿Qué es la sensibilidad dental?

La sensibilidad dental o hipersensibilidad dentinaria se caracteriza por un dolor intenso de corta duración. Es una sensación desagradable que se produce por la exposición de la dentina, debida a la pérdida del esmalte y/o cemento radicular que recubre los dientes, o a la retracción de la encía.

La sensibilidad dental afecta a 1 de cada 7 personas y, sobre todo, a mujeres. Suele aparecer ante situaciones cotidianas y dependiendo de la temporada, aumentando en otoño e invierno. El esmalte se puede desgastar a causa de un cepillado agresivo o por el consumo de ácidos en la dieta.

Sensibilidad Dental

La retracción gingival puede estar provocada por diversas causas, siendo la más frecuente la periodontitis. A consecuencia de la misma, la raíz del diente y la dentina podrían quedar al descubierto al ir reduciéndose la zona de encía más cercana al diente.

Causas de la sensibilidad dental

La sensibilidad dental se puede presentar por diferentes causas:

• Por periodontitis, que son enfermedades de las encías en las que se destruye el hueso que rodea al diente, con la sensación de tener los dientes más largos.
• Por un cepillado dental demasiado agresivo.
• Fracturas dentales.
• Empastes defectuosos.
• Filtraciones del margen de empastes.
• Afectación del nervio del diente.
• Por los ácidos de la dieta.
• Por otros factores:
- Caries no tratadas.
- Personas que a menudo están en contacto con sustancias corrosivas (por ejemplo nadadores por el contacto con agua con cloro, catadores de vino, etc).
- Tratamiento prolongado con ciertos medicamentos (por ejemplo, ácido acetil salicílico, vitamina C, etc).
- Personas que padecen hernia de hiato con regurgitación o vómitos reiterativos.
- Bruxismo.

Síntomas de la sensibilidad dental.¿Qué puedes notar?

La hipersensibilidad dentinaria es un cuadro de dolor típico intenso, bien localizado en el diente que lo sufre y que dura el tiempo que dura el estímulo que lo produce (“se cala” o “se pasa el diente”).

El dolor aparece de forma crónica, con picos agudos, normalmente provocadas por estímulos sensitivos debidos a los ácidos o dulces de la dieta, al frío, al cepillado agresivo (con un cepillo de cerdas duras, con un exceso de fuerza o con pastas demasiado abrasivas), al blanqueamiento dental o a los tratamientos periodontales, etc.

Su aparición es muy frecuente, sobre todo en personas con periodontitis, siendo frecuente que aparezca tras su tratamiento. Existen otras enfermedades o situaciones que también pueden provocar hipersensibilidad, entre ellas la caries, obturaciones (“empastes”) defectuosos y las diferentes afectaciones del nervio dental.

En estos casos, la sintomatología indica una afectación grave del diente y se debe acudir a Clínica Dental Pascual lo antes posible para consultarlo con el especialista.

Evolución y riesgos

La sensibilidad dental o hipersensibilidad dentinaria tiene una evolución natural hacia la curación, o cuanto menos, a la mejoría espontánea cuando el paciente recibe unas correctas instrucciones para realizar su higiene bucal y un tratamiento adecuado.

En los casos donde se cronifica y el dolor es intenso, la hipersensibilidad dentinaria puede afectar a la calidad de vida de la persona, teniendo que recurrir, en algunas situaciones, al tratamiento del nervio dentario (endodoncia) o incluso a la extracción del diente.

El autocontrol de la hipersensibilidad tiene un importante riesgo cuando el paciente, por desconocimiento, reduce o evita el cepillado o no acude a las revisiones periodontales. Una menor higiene o el abandono de los tratamientos que pueden requerir sus encías provoca un incremento y acumulación de placa bacteriana que agravará la periodontitis que probablemente haya provocado la aparición de la desagradable sensibilidad dentinaria.

Por tanto, es fundamental comunicar al dentista o periodoncista de Clínica Dental Pascual la sensación de sensibilidad.

¿En caso de sensibilidad dental, qué tengo que hacer?

Lo que se debe hacer es tener una adecuada higiene bucal (cepillo dental bien diseñado, momento y técnica adecuados del cepillado a recomendar por su dentista o higienista). También reducir el consumo de ácidos y evitar el cepillado inmediatamente posterior a su ingesta.

La persona debe conocer que cuando se realizan tratamientos de las encías, uno de los efectos secundarios es la sensibilidad dental o hipersensibilidad dentinaria, y comprender que hay que seguir acudiendo a las revisiones periodontales (mantenimientos), a pesar de este problema.

Existen productos de aplicación local en Clínica Dental Pascual, y en forma de dentífricos, geles o colutorios para utilizar en casa, que si se usan de manera continuada, colaboran en la reducción de la hipersensibilidad.

Los componentes más frecuentemente usados son los cristales bioactivos como Novamin, el nitrato o citrato potásico, biocristales de hidroxiapatita, el sistema pro-arginina, el fluoruro de estaño o el sistema fosfato cálcicocaseína.

Es necesario insistir en general en la necesidad de un uso prolongado para obtener efectividad.

Tratamiento

En ocasiones, cuando estos tratamientos habituales no son suficientemente efectivos, se pueden llevar a cabo tratamientos profesionales, mediante productos específicos aplicados sobre la superficie dental sensible o realizar injertos de encía para cubrir esa superficie.

El tratamiento profesional, en la clínica, debe ser aplicado si no es suficientemente efectivo el ambulatorio (el que realiza en casa el paciente), y sólo en la zona del diente/s afectado/s. Hay que recurrir al tratamiento menos invasivo pero que sea eficaz.

A pesar de la remisión de los síntomas, la hipersensibilidad dentinaria tiene una gran facilidad para volver a aparecer, especialmente si no se cumplen las recomendaciones preventivas.

Recomendaciones ante la sensibilidad dental

Consejos Dietéticos

- Usar cepillos de cerdas suaves.
- Renovar el cepillo cada 3 meses
- No realizar movimientos horizontales con el cepillo dental.
- Utilizar los productos desensibilizantes adecuados para su situación, durante largos periodos de tiempo.
- Realizar el cepillado dental matutino antes del desayuno y el nocturno antes de acostarse.  Es recomendable esperar 30 minutos para cepillar los dientes tras las otras comidas, especialmente si toma alimentos ácidos (kiwi, piña, naranjas, tomate, etc), mientras persista la sensibilidad.
- Si lleva prótesis removible, es importante que esté bien adaptada.

Si los síntomas no ceden o aumentan, consulte con su periodoncista o con su dentista.

Algunas modificaciones dietéticas que podrían disminuir su sensibilidad dental:

- Limite el consumo de alimentos y bebidas que puedan erosionar el esmalte dental. Los ácidos contenidos en algunos alimentos y algunas bebidas, pueden afectar la dentina y exponer los poros a la superficie. Evite en lo posible, cítricos, bebidas carbonatadas, frutas ácidas, vinagre, etc.
- Incremente dentro de lo que le sea posible, el consumo de aquellos alimentos ricos en oxalato, como bananas, espinacas, etc.
- Incorpore en su dieta productos lácteos con alto contenido de calcio como leche, quesos, etc (no yogur).
- Evite los líquidos muy fríos o muy calientes.
- Evite alimentos con alto contenido de azúcar (caramelos, pasteles, miel, etc).

1. Cepilla tus encías y dientes con dentifrico 2 o 3 veces al día
2. Usa la seda dental o cepillos interdentales 2 o 3 veces al día
3. Enjuagate con un colutorio adecuado 2 o 3 veces al día
4. Cada tres meses renueva tu cepillo.
5. Una o dos veces al año, visita Clínica Dental Pascual para revisar tus encías y hacer una limpieza de boca.

Promoción para estas Navidades

"En Clinica Dental Pascual ofrecemos un blanqueamiento con PH neutro que no produce sensibilidad y que ademas se realiza de forma progresiva, indolora y muy cómoda que puedes hacer en tu propia casa.Aprovéchate de nuestra promoción y si lo realizas antes de estas Navidades te regalamos las férulas de blanqueamiento.Para estas fiestas, luce tu mejor sonrisa!!"

No hay comentarios

Agregar comentario